martes, 24 de mayo de 2011

CHUÍ/BRASIL

MUNICIPIO BRASILEÑO INAUGURÓ UN NUEVO CENTRO DE ASISTENCIA SOCIAL

DIEGO LANDACHE

La Prefeitura Municipal do Chuí inauguró el pasado 18 de mayo el CRAS (Centro de Referencia de Asistencia Social). Dicho unidad pública, la cual es financiada con dineros del gobierno central, tiene como especialidad atender las necesidades sociales de la población en situación de vulnerabilidad, así como el fortalecimiento de los vínculos sociales y familiares. 
Durante la inauguración, el prefeito de la ciudad Hamilton Lima, afirmó que se tiene como objetivo generar un mayor número de oportunidades a nuestros jóvenes, a las personas mayores, a las amas de casa, creando así también mayores oportunidades de empleo.
El jerarca señaló, que si bien los dineros empleados en este emprendimiento provienen de un programa del Gobierno Federal, su prefeitura ha hecho especial hincapié en desarrollar este tipo de proyectos, por lo que lo logrado se considera una victoria de su administración.
También dijo, que aún no están liberados los dineros para financiar el CRAS, producto que la Cámara de Vereadores aún no aprobó el proyecto, hecho que, de continuar así, generará que tengan que utilizarse recursos propios, concluyó.
El CRAS está ubicado en la BR 471 a pasitos de la avenida Internacional y su horario de funcionamiento es de lunes a viernes de 12:30 hasta las 18 horas.

VEREADORES AÚN NO APRUEBAN POR EXISTENCIA DE DUDAS

Según el presidente de la Cámara de Vereadores (órgano legislativo del Municipio do Chuí), Carlos Segovia, el proyecto del CRAS aún está en la etapa de estudio, ya que existen algunas dudas al respecto del manejo de los recursos, indicados en 54 mil reales anuales (unos 30 mil dólares).
Dichas dudas, compartidas también por el vereador Luis Alberto Soares del PP, consisten en que de esa cifra total, 44 mil reales serán destinados al pago de salarios del personal del sector, hecho que es considerado por algunos vereadores como un gasto desmedido.
De acuerdo a lo indicado por Segovia y por Soares, los restantes 10 mil reales no son suficientes para financiar durante un año los materiales de trabajo, ni otros gastos necesarios para el funcionamiento.
Lo que se busca es cambiar algunos detalles para que dicho emprendimiento funcione adecuadamente, dejaron claro, agregando además que no están en contra, sino todo lo contrario.